SOMOS LOS MEJORES #GUARDIANESDELBOSQUE

Los pueblos indígenas y comunidades territoriales de la Cuenca Amazónica, Brasil, Indonesia y Mesoamérica somos los guardianes de 400 millones de hectáreas de bosques tropicales en todo el mundo. Abogamos por el respeto de nuestros derechos territoriales y la inclusión de nuestras demandas en las negociaciones mundiales sobre bosques y cambio climático. Nuestra Alianza está compuesta por cuatro organizaciones territoriales: Aliansi Masyarakat Adat Nusantara (AMAN), la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB), la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).
Nosotros somos quienes estamos en la línea de fuego enfrentando los peligros que acechan a nuestras comunidades y a los pulmones del mundo.
Como los mejores protectores de los bosques del mundo, estamos en la primera línea de fuego, enfrentando los peligros que amenazan nuestras comunidades y los pulmones del mundo. Luchamos para proteger los bosques tropicales de los incendios, la tala ilegal, la minería, la extracción de petróleo, la invasión, el tráfico ilegal de drogas, la construcción de hidroeléctricas, los monocultivos y otros megaproyectos extractivos y de infraestructura, que no respetan nuestros derechos y amenazan con destruir los últimos grandes bosques del planeta, necesarios para el equilibrio climático. Nuestro trabajo para proteger nuestros bosques -que albergan alrededor de 24% del carbono forestal y el 80% de la biodiversidad del planeta- representa el 30% de la solución al cambio climático. Proteger nuestros derechos territoriales es una inversión de bajo costo y alto beneficio para el futuro de nuestras comunidades, nuestros países y el planeta. Lucha con nosotros!

La conservación de bosques en territorios indígenas representa el 30% de la solución al cambio climático.

Asegurar la tenencia de los bosques comunitarios es una inversión de bajo costo y alto beneficio para a las comunidades, los países y a la sociedad global.
Alto a la violencia, criminalizacion y asesinato de los guardianes del bosque

NUESTRAS DEMANDAS

LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y LAS COMUNIDADES LOCALES SOMOS LOS MEJORES GUARDIANES DE LOS BOSQUES DEL MUNDO, Y ESTAMOS PAGANDO CON NUESTRAS PROPIAS VIDAS.
Como Pueblos Indígenas y miembros de comunidades locales, somos los mejores #GuardianesDelBosque. Durante generaciones hemos protegido los pulmones del mundo de manera efectiva, sin embargo, nuestros territorios continúan siendo arrebatados y nuestras comunidades atacadas y asesinadas por ponerse de pie. Levantense con nosotros y ayúdenos a hacer un llamamiento a los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado para que:
  • Garanticen los derechos territoriales de los pueblos indígenas y las comunidades locales.
  • Proporcionen acceso a fondos climáticos para los pueblos indígenas y las comunidades locales.
  • Reconozcan el conocimiento tradicional de los pueblos indígenas y las comunidades locales como fundamental para la sostenibilidad.
  • Respeten el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas y las comunidades locales.
  • Promuevan el fin de la violencia, la criminalización y del asesinato de nuestros pueblos.

NUESTRAS PROPUESTAS

Combinamos nuestros conocimientos tradicionales con tecnología de punta para garantizar el bienestar de los bosques, de nuestras comunidades y del planeta.
Hemos desarrollado modelos de conservación sostenibles que nos han permitido proteger los bosques y generar ingresos para la subsistencia de nuestras comunidades. Tenemos experiencia en:
  • Estrategias de protección, manejo y conservación de recursos forestales en alianza con gobiernos nacionales, subnacionales y otros actores, que protegen la naturaleza, nuestros derechos y nuestras culturas.
  • Programas de prevención y manejo de incendio forestales basados en conocimiento tradicional y prácticas comunitarias.
  • Uso de drones y tecnologías satelitales para mapeo, monitoreo y alerta temprana.
  • Prácticas de forestería comunitaria basadas en la ciencia y conocimiento ancestral.
  • Modelos de conservación forestal que generan beneficios sociales y económicos para nuestras comunidades.
  • Proyectos para la reducción de las emisiones derivadas de la deforestación, basados en el respeto a nuestros derechos y en congruencia con nuestras cosmovisiones.
  • Proyectos de manejo y conservación de recursos hídricos vitales para nuestra subsistencia y la del resto de la humanidad.